Contenedores residuos peligrosos

Que se considera residuo peligroso ?

En el artículo de hoy hablaremos sobre los contenedores residuos peligrosos y su importancia para una correcta gestión de los mismos. Los contenedores residuos peligrosos son de vital importancia en la actualidad ya que las empresas que desean operar en el sector deberán implementar contenedores residuos peligrosos que estén homologados si es que no quieren incurrir en costosas multas. Si bien existen muchas opciones al momento de pensar en contenedores residuos peligrosos para una empresa, solemos encontrar sustanciales diferencias entre ellas no solo en sus precios sino también en la calidad del servicio y sus costos adicionales.
En Garfella Carsi desde hace varias décadas ponemos a disposición de nuestros clientes, un amplio catalogo de contenedores residuos peligrosos que cumplen con las más altas exigencias de seguridad de manera de garantizar su adecuada gestión.
Poder contar con contenedores residuos peligrosos totalmente homologados según las normas actuales, nos permite garantizarle una gestión responsable y confiable tal cual ha sido nuestro desempeño durante toda nuestra amplia trayectoria empresarial. Nuestra experiencia y profesionalismo nos permite brindarles un asesoramiento confiable y con las máximas garantías, de manera que usted pueda estar tranquilo al momento de confiarnos la gestión de los residuos que se generan en vuestra empresa. Para profundizar mas en los beneficios de implementar contenedores residuos peligrosos debidamente homologados, comencemos ampliando nuestros conocimientos sobre los residuos industriales.
Sabemos que a los desperdicios de las industrias se les efectúan diferentes tareas dentro de un proceso integral que va desde su recogida, transporte hasta llegar a su tratamiento final en las plantas de manera de lograr que no afecten al medio ambiente ni la salud de las personas, tratando de fomentar su reaprovechamiento ya que a los residuos peligrosos se los debe tratar de manera diferente que a los de origen domiciliarios.
Debido a los crecientes ritmos de actividades que se experimentan en las industrias, los volúmenes de residuos peligrosos generados se elevan de manera exponencial, razón que ha llevado a establecer reglamentaciones rigurosas para la gestión de los mismos a fin de dar cumplimiento y evitar todo tipo de contaminaciones. De acuerdo al grado de peligrosidad que puedan tener se suele hacer una diferenciación entre los residuos inertes, peligrosos y no peligrosos.
Por residuos no peligrosos se suele hacer referencia a aquellos que no presentan ninguna de las características requeridas para ser considerado peligroso y que tampoco requieren alguna condición especial en su manipulación. En el caso de los residuos inertes se hace referencia a aquellos que no experimentan transformaciones químicas, biológicas o físicas. Se caracterizar por no ser combustibles, biodegradables, solubles ni llegan a afectar de manera negativa a las materias con las que puedan llegar a entrar en contacto. Dentro de esta referencia podemos mencionar a los vidrios, residuos de las construcciones, etc. En el caso de los No peligrosos solemos hacer mención a aquellos residuos que no requieren condiciones especiales para su manipulación o manejo pues no revisten característica de peligrosidad, como podría ser el caso de los papeles, cartones, alimentos, ropas, entre otros.
Nos parece importante recordar algunas características diferenciales que podemos encontrar en los diferentes residuos peligrosos:
Inflamables: si son susceptibles de producir incendios o siniestros
Tóxicos: son aquellos que pueden llegar a ocasionar algún tipo de daño a las personas o medio ambiente.
Crónicos: cuando sus efectos nocivos son de carácter permanente
Corrosivos: Cuando pueden generar erosiones o quemaduras en las personas que entren en contacto con él o dañar severamente al medio ambiente
Infecciosos: en caso de portar parásitos, bacterias, hongos con poder de virulencia suficiente para ocasionar enfermedades en los seres vivos.
Radioactivos: aquellos que provienen de plantas nucleares o en aparatologias de alta complejidad usada en hospitales, donde se utilizan radioisótopos.
Reactivos: Cuando por sus características químicas propias son de gran inestabilidad ante cambios en el entorno.

Contenedores homologados para sus residuos peligrosos

Las exigentes normas que regulan la gestión de ciertos residuos obligan a las industrias a cumplirlas rigurosamente para alcanzar los fines de seguridad pretendidos. En Garfella Carsi, fieles a nuestra tradición de líderes del sector, ponemos a disposición de nuestros clientes la mayor calidad en contenedores residuos peligrosos a fin de poder garantizarle la máxima seguridad.
Quienes nos confiaron la gestión de sus desperdicios industriales en todos estos años de trayectoria, han podido comprobar nuestra excelencia en servicios a un costo asequible.
Dotados de equipos homologados para cada una de las tareas requeridas, nuestro staff de profesionales desempeñan sus tareas cumpliendo cada uno de los protocolos exigidos por las normas vigentes, lo cual le asegura a vuestra empresa una gestión responsable y eficaz para dar cumplimiento a las eventuales inspección de los organismos de control.

Clasificación de los residuos peligrosos

Cuando hablamos de residuos peligrosos nos referimos a los que suelen contener sustancias toxicas, corrosivas o inflamables y que representan un peligro para la salud o medio ambiente, necesitando por tanto un tratamiento especial durante cada una de las fases de su producción y gestión. Según sea la procedencia de estos residuos peligrosos podríamos clasificarlos en : industriales, domésticos o sanitarios.
Los industriales son aquellos que, como su nombre lo indica, resultan de la actividad de la industria como pueden ser los disolventes, elementos electrónicos, artículos tóxicos caducados.
Los sanitarios surgen de las actividades sanitarias que se llevan a cabo en los hospitales y centros de investigaciones de los que resultan agujas, tejidos y otros elementos contaminados. Los residuos domésticos peligrosos son similares a los no peligrosos con la diferencia de que los primeros, debido a su composición química deben ser gestionados de manera especial para evitar la generación de algún tipo de daño al entorno. Podemos citar entre ellos a los aerosoles, baterías, cartuchos, aceites de motores, artículos electrónicos, artículos químicos tales como las colas, pinturas, lejías, como también el caso de los tubos fluorescentes, medicamentos, termómetros, etc.
Se hace imprescindible por tanto definir con precisión cuales son aquellos residuos que son considerados peligrosos; Según la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados son considerados como tales, aquellos que presentan algunas de las características de peligrosidad que se enumeran en el anexo III , modificado por el Reglamento 1357/2014, de 18 de diciembre por el que se modifica el anexo III de la Directiva 2008/98 /CE razon por la que  se recomienda la aplicación de rigurosas tareas de control adicionales durante su producción para evitar así posibles daños al entorno.
Vemos entonces como un residuo para que sea considerado peligroso, deberia ser explosivo, oxidante, inflamable, irritante, nocivo, toxico, cancerígeno, corrosivo, infeccioso, mutagenico, sensibilizante, entre otras características.

Condiciones y requisitos que deben cumplirse en la gestión de residuos peligrosos

El proceso de gestión de residuos peligrosos se lleva adelante por fases entre las que podemos citar: el Almacenamiento, Envasado y Etiquetado, Transporte, Operaciones de tratamiento, eliminación o valorización.
Durante el proceso de Almacenamiento existe la obligación de conservarlos y almacenarlos en correctas condiciones de seguridad e higiene mientras permanezcan en la empresa. Como norma general podrán permanecer almacenados seis meses aunque contando a partir de que ingresan en el respectivo deposito aunque con carácter de excepción las respectivas comunidades autónomas pueden efectuar modificaciones a estos plazos siempre que estén garantizadas las condiciones de seguridad
Queda terminantemente prohibido generar diluciones de estos residuos peligrosos con otros residuos o sustancia.
Los procesos de Envasado deberán ejecutarse según las normas establecidas en el Real Decreto 833/88 referidas a los residuos tóxicos y peligrosos. Dichos envases y sus correspondientes cierres, deberán ser lo suficientemente sólidos y resistentes de manera que garanticen la imposibilidad de que se produzcan filtraciones o fugas de su contenido. También deberá evitarse la posibilidad de que generen calor, igniciones o explosiones, o algún tipo de efecto que incremente su peligrosidad.
Es responsabilidad del ingeniero ambiental de Garfella Carsi la confección de todos los documentos de trazabilidad que permitan identificar lote a lote cada uno de los residuos y su procedencia. Este profesional se encargará de la planificación del proceso de gestión de dichos residuos de manera de poder minimizar sus efectos y en caso de ser posible llegar a inertizarlos o reciclarlos para reducir así su peligrosidad. También se encargara de la confección del diagrama de flujo de procesos acompañándolos de los respectivos análisis de balance de masa, para luego proceder a su clasificación. Cumplidas estas tareas, ocupará de hacer un detalle minuciosamente explicativo de las tareas de transporte, embalaje y almacenamiento, como así también las correspondientes hojas de datos de seguridad, para luego definir las rutas y equipos que se implementaran en el traslado hacia su destino final

FUENTES:

http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/prevencion-y-gestion-residuos/flujos/Residuos_con_caracteristicas_peligrosidad.aspx

https://es.wikipedia.org/wiki/Gesti%C3%B3n_de_residuos_peligrosos

http://www.vertidoscero.com/PDF/Manual_BP_Residuos_ESO_FP.pdf

Facebook Twitter